El trabajador que realizó una caricatura de un superior no incurre en injuria laboral